España interceptó un barco venezolano cargado con 2.500 kilos de cocaína


En el operativo, que contó con la colaboración de agencias de Estados Unidos, Inglaterra y Portugal, fueron arrestadas siete personas

El pasado 4 de mayo el pesquero venezolano fue localizado y abordado en aguas del Atlántico por los integrantes del Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional. En el interior del barco se detuvo a sus siete tripulantes y en una primera inspección se intervinieron 80 fardos de cocaína con un peso aproximado de 2.400 kilos.

Según detalló el diario ABC, además de la droga, se localizó una pistola con dos cargadores. Una vez se tuvo constancia de la bandera del barco, se solicitó a las autoridades venezolanas autorización para el traslado del barco a puerto, siendo remolcado hasta Las Palmas de Gran Canaria.

La investigación se inició al tener conocimiento en enero de que una organización de origen sudamericano y afincada en España estaba preparando el envío de una gran cantidad de cocaína hacia este país. En el curso de esta investigación se detectaron coincidencias entre informaciones operativas de varios países, con lo cual agentes de la Policía Nacional establecieron un dispositivo de colaboración internacional, con la finalidad de impedir que el estupefaciente pudiese llegar a los consumidores europeos.

Fuentes de esta jefatura consultadas aún no saben si el destino de la droga era España o algún otro país europeo ni a qué distancia de la isla fue interceptado.

El diario español detalla que, a pesar de la complejidad de este tipo de operaciones, la Policía Nacional  ha intervenido en los años 2015 y 2016, a bordo de cuatro embarcaciones, un total de 7.925 kilos de cocaína y se ha detenido a 80 personas en cuatro abordajes, que contaron con la participación de la Armada española y la Agencia Tributaria.

La investigación ha sido desarrollada por agentes especializados en la lucha contra el narcotráfico del Greco Galicia, Udyco Central y de la Udyco de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, con la colaboración de agentes de la Jefatura Superior de Policía de Canarias; junto con la Policía de Portugal, la DEA norteamericana y la NCA británica. Con ellos ha colaborado la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera (DAVA) de la Agencia Tributaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *